El desarrollo de la conciencia crítica: alienación y desalienación

28 mayo, 2010 § 2 comentarios


“Es solo gracias a aquellos sin esperanza, que nos es dada la esperanza”,  escribía como palabras finales de su obra “El hombre unidimensional” el pensador Herbert Marcuse.  Probablemente los dilemas y desafíos de la libertad que Marcuse se planteaba en la década de los años sesenta del siglo xx, tengan la misma acuciante actualidad en este momento de nuestra sociedad.

La radicalidad de la perspectiva liberadora en el mundo de hoy se manifiesta en la práctica, en las prácticas sociales, políticas, económicas y culturales que intentan construir un contra-modelo al modelo de dominación imperante.

Y la radicalidad de la perspectiva liberadora, que algunos ven como una remota utopía, reside también en la posibilidad de desarrollar conciencia crítica y pensamiento crítico desde el aula, es decir como ejercicio de desalienación desde las prácticas educativas, desde la rica diversidad de las experiencias pedagógicas.

Del mismo modo como la economía política clásica desmontó en el siglo xix las bases de legitimación del fetichismo de la mercancía como forma históricamente determinada de la conciencia falsa, hoy las Ciencias Sociales tienen el deber de deslegitimar y desmontar los mecanismos de la alienación prevaleciente,  como negación (simplificación, banalización) de la conciencia del individuo frente y en relación con la realidad, en la formación social del capitalismo en su fase globalizada.

Así como el dinero es la forma material de una relación fetichista (luego, alienada) entre el individuo y la mercancía, la educación contiene una dimensión de fetichización (alienación), es decir,  como representación y racionalidad del aprendizaje y del saber respecto de la sociedad de la que forma parte legitimante.

Probablemente una de las rupturas mas dramáticas de la conciencia moderna y contemporánea, consiste precisamente en el quiebre (epistemológico, moral y práctico) entre la conciencia y la realidad, entre la complejidad de la realidad y la simplificación de las lecturas dominantes de la realidad, dando ocasión al drama (individual, psicológico y social) de la fractura entre lo que el individuo dice o creer ser (e incluso de lo que quiere ser, lo que nos lleva al nivel de sus aspiraciones), y lo que es, en un orden social que le es dado, predeterminado e impuesto.

Por lo tanto, acaso uno de los problemas centrales de la sociedad actual sigue siendo el de la libertad: en un sistema (socio-económico, político, educativo-cultural e ideológico) de dominación que está construido sobre el uso intensivo de la fraseología de la libertad (individual), las libertades esenciales quedan inscritas en los textos y las leyes, mientras se hace uso extensivo del despojo al sujeto de su libertad esencial: la libertad de decir no, quedando así  reducido ante la sola posibilidad de elegir entre ser pobre y alienado… o ser alienado y pobre.

La alienación se sumerge en la ideología única del poder y en la creencia del fin de la historia en la época del capitalismo triunfante, mientras el orden global oscurece la conciencia y cristaliza la alienación ideológica en las mentes, transformando la relación entre las personas en formas alienadas de relación entre las cosas, entre los objetos, entre ls máquinas, entre dispositivos comunicacionales automatizados.

Este ensayo examina y reflexiona en torno a la alienación en la sociedad contemporánea, desde la perspectiva de las estructruras educacionales que le dan sustento.

Punta Arenas – Magallanes, otoño de 2010.-

CUANDO LAS PALABRAS NO SE PRONUNCIAN, NADIE LAS ESCUCHA

Acaso uno de los desafíos mayores que se plantean a la conciencia crítica y antisistémica en el orden global actual, es la formidable tarea de despertar y desplegar visiones críticas desde el interior del sistema de dominación, lecturas contradictorias y contestatarias de la sociedad actual, que rompan con el monopolio del pensamiento único y con el mito de la ausencia de modelos alternativos al sistema de dominación predominante.  Una de las formas mas sutiles de la alienación mediante la cual opera el sistema actual, es y consiste en silenciar y borrar la palabra y el concepto “alienación” del vocabulario público, para que los poderosos lenguajes (y metalenguajes) comunicacionales y cotidianos que circulan y prevalecen en el espacio público, no trasluzcan los mecanismos de dominación que los hacen posibles y eficaces.

Cuando las palabras no se pronuncian, nadie las escucha…

Es una de las perversiones alienantes de que han sido portadores los progresismos de todos colores y los arreglos verbales socialdemócratas en la pista de la “tercera vía”: la de intentar borrar del diccionario político conceptos poderosamente  evocadores como “capitalismo”, “clases sociales”, “izquierda”, “derecha”, “lucro”, … como si el pobre conjuro del silenciamiento provocara la mágica desaparición de las realidades que esas palabras expresan y representan.  Los temerosos, renovados y arrepentidos del cambio social huyen de estas palabras, como si escapar de los conceptos, borrara los hechos a que aluden.

Las perspectivas de desarrollo de una conciencia crítica en la sociedad actual, dependen -entre otros factores-  de una lectura sistémica del orden global y de sus mecanismos de explotación, alienación, deshumanización, avasallamiento y contaminación.  Y esa crítica sistémica es hoy tan pertinente como la necesidad de configurar movimiento social en las realidades de los territorios y las identidades, allí donde los desheredados y excluidos viven, mientras se formulan los términos de referencia del modelo alternativo.

Requerimos de una nueva era de iluminismo, de un iluminismo basado en el desnudamiento y el develamiento de las condiciones de injusticia, de desigualdad estructural, de explotación y de alienación que le son intrínsecas al capitalismo globalizado.  Requerimos de una nueva era de iluminismo racional y crítico, que proponga nuevas interpretaciones del orden individualista del capitalismo, y que dispute las conciencias y las razones ante el arribo inminente de una nueva edad media de oscurantismo en el siglo xxi.

Los materiales teóricos e intelectuales para construir el nuevo discurso del pensamiento crítico en los inicios del siglo xxi  están dados por las distintas corrientes de pensamiento de las izquierdas, del progresismo consecuentemente anticapitalista.  Es el anticapitalismo sistémico y altermundismo el punto de quiebre y el limite conceptual que separa al pensamiento crítico, respecto de las posturas ideológicas que componen y negocian ideas, creencias y postulados con el sistema de dominación.

LA CONSTRUCCIÓN DE LA DESALIENACIÓN

Asistimos al despliegue global del reino de la alienación: multitudes anónimas que se componen de individuos extraviados, atomizados y estresados en su soledad existencial; generaciones de seres sometidos a la ignorancia o a la insensible inyección de la superficialidad, la banalidad y el entretenimiento; la ciencia y las estructuras educativas puestas al servicio servil del sistema productivo, para que produzcan mano de obra obediente, profesionales des-socializados y especialistas acríticos y sometidos.

El sistema de dominación ocurre y produce alienación con el mismo mecanismo  como el planeta explotado produce contaminación.

La alienación está instalada en el orden social tal como la atmósfera está instalada entre los seres vivos: aparentemente no la percibimos, pero sabemos cómo funciona: despersonaliza a las personas, desapega a los individuos de su condición de ciudadanos, distorsiona y adormece conciencias para que vivan en el sueño de la riqueza ajena,  a fin de que no comprendan y no despierten ante la realidad de su pobreza propia.

El sistema global de dominación domina sobre la base de mecanismos complejos de alienación, uno de los cuales y acaso uno de los mas sensibles y estratégicos,  es el orden educativo que resulta y opera de un modo estrechamente funcional al orden económico. La dominación (económica, social, de clase, política…) se explica y se justifica en sí misma por la via del orden educativo, cuya función principal es prepsarar las sucesivas generaciones de individuos que servirán con mayor o menor docilidad al orden económico y productivo para el cual están siendo preparados.

La explotación alienante de la educación antecede y prepara para la explotación alienante de la producción mercantil y del trabajo.

En la otra vereda, el acto educativo tiene entonces delante suyo el dilema de plantearse la tarea de construir el proceso de desalienación desde las más tempranas edades de los individuos, desarrollando una conciencia crítica capaz de desnudar la realidad y de racionalizar las obediencias y las desobediencias, de plantearse tareas, desafíos, exigencias e innovaciones con perseverancia y con sentido ético, de desplegar la imaginación como herramienta de contrapoder, de promover el diálogo como ejercicio de construcción cotidiana de la democracia en todos los espacios de vida, y de construir razonamientos y argumentos en la perspectiva de la libertad, de la diversidad, de la dignidad.

LA CRÍTICA COMO HERRAMIENTA PARA CONSTRUIR

En los tiempos actuales, criticar le hace mal al sistema dominante, a las estructuras de poder.  Y ello explica que se busca silenciar, banalizar y disminuir el impacto multiuplicador del pensamiento crítico; ello explica también porqué los sistemas educacionales funcionales al sistema, han despojado a las prácticas pedagógicas del ejercicio de la crítica como estructura y modo de razonamiento en niños y jóvenes. Mientras mas obedientes y menos críticos, mejor.

La critica es una herramienta para construir, es un ejercicio subversivo de la razón para reflexionar y cuestionar desde la complejidad de la realidad presente, pero sobre todo en la perspectiva de construir realidades futuras distintas.  Como arma racional y dialógica de cuestionamiento, el pensamiento crítico apunta hacia los fundamentos del orden capitalista, sus estructuras y mecanismos de dominación, y configura ideas para la construcción de la alternativa.

Asi, la educación -como práctica desalienadora- será crítica, contestataria, racional y liberadora, o perderá su sentido esencial y su capacidad para construir nación.

FUENTES BIBLIOGRAFICAS CONSULTADAS

Bajoit, G.: Todo cambia.  Análisis sociológico del cambio social y cultural en las sociedades contemporáneas. Santiago, 2003.  Ediciones LOM.

Bidet, J.: Explication et reconstruction du Capital. Paris, 2004.  Presses Universitaires de France.

Poulantzas, N.: Pouvoir Politique et classes sociales. Paris, 1968.  Ed. Maspero.

Manuel Luis Rodríguez U.

Este artículo es la continuación de: (Borradores) para una crítica del pensamiento crítico, publicado en esta página el pasado 25 de enero de 2010.

About these ads

Etiquetado:, ,

§ 2 respuestas a El desarrollo de la conciencia crítica: alienación y desalienación

  • esta pagina a la firme no tiene naa de buena informacion

  • Peter Bernhard dice:

    Excelente artículo donde nuevamente se toca el tema alienación. Creo que esto no es nuevo en la humanidad, pero anteriormente era mas fácil de resolver, ya sea eliminando al oponente no alienable o creando información de exclusión social para los no alienables. Esto funciono mientras aun existía espacio para migrar o cerrar los ojos pues los recursos aun no eran escasos. Los recursos se acaban, la población aumenta y nos hemos encargado de modificar las leyes naturales donde el más frágil debe ser ahora protegido a un alto costo. Según mi opinión el problema no radica en pasar de la alienación a la no alienación puesto que estaríamos haciendo lo mismo, alienando a no alienados. Considero que el punto álgido es el alto valor ancestral del pensamiento lineal el cual es excluyente y crea necesariamente alienaciones irreconciliables. La alienación fue necesaria para algunas tareas pero por su carácter excluyente no admite otras opciones. Viene naciendo desde hace un tiempo la conciencia social de la necesidad del pensamiento sistémico que se plantea en muchas partes. No es necesario inventarlo o descubrirlo, esta allí delante de nuestras propias narices, todos sabemos que existe pero nadie dice cómo funciona. Es quizás nuestra inmensa carga ancestral donde no queremos traicionar el pasado y nuestros antepasados para no implementar ese pensamiento sistémico y además es quizás muy grande la carga de la presión de grupo y grupos que no nos permite entrar en acción con este pensamiento integral? La realidad ya está cambiando, sin necesidad de nuestros comentarios o libros interesantes, hoy los seres humanos ya se comunican de una manera diferente. Antes la estructura piramidal de familia, o gobernante estaban claras que el orden era de arriba para abajo y se comunicaban poco entre sí. Hoy la tecnología está invirtiendo esta estructura sin habérnoslo propuesto, donde los seres humanos están mejor informados y son menos manipulables, la información es “just in time” y ha logrado la comunicación transversal. Esto permite ver los otros aspectos de la realidad que el pensamiento lineal no permitía expresar o desechaba por su propia estructura excluyente. Para nadie es un misterio que la naturaleza es más inteligente que nosotros y cada cosa tiene su razón de ser, cuando tenemos rabia por no entender una realidad es con nosotros mismo por no poder entenderla, pero tiene su razón de ser. Generalmente la eliminamos si nos incomoda y en ocasiones puede quizás ser hasta la más grande solución que estamos buscando. Los recursos se están acabando y no hay otro planeta en venta o en arriendo a donde mudarnos, no hay otra salida distinta a ponernos de acuerdo y aprender el uno del otro. No soy ni capitalista ni socialista, soy antes que todo un ser humano que está convencido que la suma las partes nos darán un futuro más real y sensato. Lo tradicional del pensamiento y método lineal es colocar el nombre del autor y en esta página solicitan el nombre. Deseo romper con ello. Mi nombre es N.N (no nombre), un ser humano mas. Quiero ayudar a romper con el esquema vertical lineal de yo escribí para que ustedes me sigan. Disculpas por tan extenso comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El desarrollo de la conciencia crítica: alienación y desalienación en Paradygmas (en el) Siglo 21.

meta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: